Bienestar

Los 50 ingredientes de la salud del futuro

Knorr, una de las principales marcas de alimentación a nivel mundial conocida por su compromiso con la alimentación saludable, ha presentado el informe “Los 50 ingredientes del futuro”, con el objetivo de reducir el impacto negativo que el actual cultivo de alimentos tiene para el medio ambiente, así como mejorar la alimentación de la población mundial.


Tal y como recogen Unilever y WWF, el informe detalla cuáles deberían ser los cambios y mejoras que debemos incorporar a nuestra alimentación, y la importante correlación entre una alimentación sostenible tanto desde el punto de vista ambiental como nutricional. El trabajo pone de manifiesto que las actuales formas de cultivo y producción están dañando los cultivos, contaminando el aire y es una de las principales causas de deforestación.

El trabajo ha sido elaborado por la marca líder en alimentación Knorr en colaboración con WWF-Reino Unido y el Dr. Adam Drewnowski, Director del Centro de Nutrición de Salud Pública de la Universidad de Washington, con el propósito de inspirar y facilitar este cambio en los estándares actuales de la alimentación mundial, promoviendo el consumo de una mayor variedad de alimentos disponibles. Concretamente, señala tres cambios clave para alcanzar una población mundial más sana y un planeta más sostenible: mayor variedad y mayor cantidad de verduras; más fuentes de proteína de origen vegetal; y más variedad en los tipos de granos, cereales y otras fuentes de carbohidratos.

Los 50 alimentos del futuro combinan alimentos comunes, como es el caso de las lentejas, el arroz salvaje y la kale, con otros menos conocidos a nivel mundial como el fonio (cereal ancestral de la familia del mijo), las flores de calabaza o los cactus. Cada uno de ellos ha sido seleccionado en función de su valor nutricional, menor impacto medioambiental, su sabor, su accesibilidad (aquellos disponibles en distintas regiones), así como por su precio asequible. Algunos alimentos tienen rendimientos más altos que otros similares, y varios resisten condiciones climáticas y ambientales difíciles, lo que les otorga un gran valor debido a la creciente incertidumbre climática.

Según apunta el divulgador ambiental José Luis Gallego, quien ha colaborado con la edición de este informe: “Hay una tendencia a creer que los principales problemas ambientales están vinculados a la generación y consumo de energía, los residuos o el transporte. Pero nuestro sistema alimentario también provoca un grave impacto. Por eso es vital que identifiquemos y pongamos en práctica mejores formas de cultivar, distribuir y consumir los alimentos, evitando causar más daños al planeta”.

Por su parte, la responsable de Nutrición de Knorr, Diana Roig, añade que “el 65% de lo que consumimos proviene solo de 12 cultivos y 5 especies animales, lo que conlleva serias implicaciones tanto para la salud de nuestra población, en rápido crecimiento, como para la salud de nuestro planeta. A menos que cambiemos los productos que comemos y la forma en que los cultivamos, será difícil tener suficientes alimentos para que todos nos nutramos adecuadamente”.

“Desde Knorr estamos centrando todos los esfuerzos en utilizar mayor diversidad de ingredientes, tanto en nuestros propios productos, como en todas las recetas que sugerimos a nuestros consumidores”, añade Jaime Drudis, chef de la marca.

Por: Bueno para la Salud

Please follow and like us:

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *